El servicio de hosting es el arriendo de un espacio en el disco duro de un servidor conectado directamente a la red de Internet para alojar su sitio web y utilizar cuentas de correos. Esto permite que los sitios y los servicios de los clientes estén disponibles para todo el mundo, las 24 horas, los 365 días del año. Para que esto funcione, el cliente debe ser dueño de un dominio, ya que esta es la única forma para identificar en Internet a un sitio web así como sus cuentas de correos.

Cuanto mejor sea el servidor donde usted aloja su página Web, usted se beneficiara con mayores prestaciones y mejor tiempo de respuesta de su sitio hacia sus visitantes en la web.

Nuestros Hosting cuenta con servidores de última generación conectados directamente al Backbone de Internet a través de múltiples líneas redundantes, asegurando un óptimo nivel de rendimiento.